Los nuevos héroes de marca son los sin nombre

Los héroes de verdad están hartos. Hartos de actores, modelos o deportistas de culto y de cada uno de los productos que promocionan. Porque podrían ser esos u otros cualquiera -qué más da, es solo una cuestión de presupuesto-. Hartos de que el hombre del tiempo les venda el último depósito bancario o de que los actores del momento paseen las últimas tendencias en moda. Hartos de testimoniales que se ven a leguas que están amañados porque nadie habla con esas jergas ni con ese lenguaje corporativo. Hartos de que crean que su gran aspiración es parecerse a uno de ellos para dejar atrás su vulgaridad. De banners que les persiguen sin piedad vayan a la web que vayan. Hartos de premios de publicidad que no hacen más que retroalimentar la máquina del ego y de la “creatividad” pero cuya aportación a la comunidad es nula.

Era, en cierto modo, la actitud mostrada por Antonio Gasset en su añorado “Días de cine”:

 

 

Los héroes de verdad son esos que aparecen en segunda fila, que no entienden de posar ni de aprender de memoria para recitar ante las cámaras, que expresan lo que piensan y sienten por una marca porque sí, sin que nadie se lo diga, sin que nadie les pague por ello.

Los nuevos héroes de las marcas son los sin nombre. Y no hay actores en estas historias. Como en aquellas viejas películas neorrealistas, llenas de escenarios reales y protagonistas no profesionales, donde cada vida anónima era importante porque a ti te podía ocurrir lo mismo, porque te sentías identificado con las vivencias, penas y alegrías del protagonista.

 

 

Es aquí donde deberían ahondar más las marcas, en historias donde solo sea necesario ir en busca de una bicicleta. Ese es el auténtico viaje. ¿Hay algo más simple?

More from el copy canalla

Definición de tu página Quiénes somos

Hasta ahora, la mayoría de las marcas han dedicado sus esfuerzos a...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *